Bogavante a la brasa listo para servir

Bogavante Gallego

Bogavante a la brasa listo para servir

El bogavante Gallego es uno de los mariscos más apreciados del mar Cantábrico

También puede presumir de ser el crustáceo más grande. 

Actualmente son dos las variedades más conocidas en nuestro mercado: el canadiense “homarus americanus” y el europeo “homarus gamarus”; entre esta última variedad destaca el gallego, también conocido como “azul” o “lubrigante”. 

A simple vista la diferencia del bogavante gallego con respecto al resto de bogavantes europeos es mínima y reside, básicamente, en que el gallego es de tono más luminoso y tiene manchas más claras mientras que el europeo tiene tonalidades más oscuras, a pesar de que en los últimos años se detectan también bogavantes gallegos más foscos.

En cambio, la diferencia principal entre ellos se encuentra en la calidad de su carne, debido a un fenómeno denominado “afloramiento“.

El afloramiento consiste en que los vientos del norte y nordeste barren las costas gallegas, desplazando hacia mar abierto el agua superficial costera, la cual es sustituida por agua más fría y más rica en nutrientes procedentes del Atlántico norte.

Estas características son las que favorecen la calidad del bogavante gallego y la dureza de su carne, pero también cabe destacar que ésta es más sabrosa, tersa y jugosa. 

Bogavante elegido por el Chef Tijo

En cuanto a su fisonomía, los machos se diferencian de las hembras en el tamaño de sus pinzas, las cuales son mucho más grandes ya que a menudo las utilizan para pelear entre ellos. 

Ambas pinzas son de tamaño diferente, una es más gruesa y la otra más alargada. 

La más alargada sirve para cortar trozos de comida y la más grande para triturarla. 

Como curiosidad cabe destacar que el bogavante engorda alrededor de 100gr por año, lo cual quiere decir que si tenemos, por ejemplo, un bogavante de 2kg éste tendrá aproximadamente 20 años. 

Por otra parte, es interesante saber que este crustáceo no sabe nadar debido a su volumen pero se maneja fácilmente entre las cuevas y las rocas. 

Las múltiples formas de prepararlo hacen de él un marisco muy codiciado en los últimos años por los mejores chefs del mundo.

Existen gran variedad de recetas para cocinar esta delicia; en nuestro asador Palacio del Vino puede disfrutar de un bogavante a la brasa, el cual conserva todo su sabor y es a mí parecer la mejor forma de degustarlo.

Así  mismo, también lo puede probar  con un arroz caldoso, ya que así se aprovecha todo su jugo, potenciando la calidad de este producto. 

Bogavante presentado en arroz caldoso

Sea cual fuere la manera de preparar este marisco tan exquisito le recomendamos maridarlo con un vino blanco Albariño o un champagne.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.